MORCHELLAS (Colmenilla, Morilla, Múrgula, Cagarria, Rabassola, Arigany, Múrgola)

(Acceder a las GALERÍAS DE FOTOS COMPLETAS)


MORCHELLAS

Nombres populares:

Colmenilla, Morilla, Múrgula, Cagarria, Rabassola, Arigany, Múrgola… - (En función, en algunos casos, de la especie) -

Características principales:

El género Morchella abarca una numerosa lista de especies, la mayoría de las cuales comparten una serie de características similares, a la hora que muy peculiares, como por ejemplo su morfología.

Esta morfología es muy especial, debido al aspecto de avispero (o colmena de donde proviene su nombre popular: colmenilla).

El sombrero redondeado, con una forma alveolada, que presenta numerosas concavidades o agujeritos, es lo que le da ese tan característico aspecto.

El pie es blanquecino, o color crema, y ​​resulta relativamente quebradizo.

El interior de la seta, a menudo, y por norma general, está hueco.

La carne no es demasiado abundante, y es, prácticamente inodora en algunos casos, y en otros, se caracteriza para un peculiar e inconfundible aroma.

Seguidamente, una relación de algunas de las diferentes especies de morchellas, las cuales podrían figurar entre las más habituales que podemos encontrar en nuestras tierras, si bien, evidentemente, hay muchas más:


- Morchella rotunda

- Morchella conica

- Morchella esculenta

- Morchella elata

▷ (Estamos elaborando la información precisa de cada una de estas especies - en breve estará disponible - Disculpen las molestias - Muchas Gracias)


Hábitat:

Aparece en lugares muy diversos, principalmente en primavera, sobre todo en lugares donde el terreno haya sufrido notables alteraciones.

Estas alteraciones pueden ser de origen natural: incendios, por ejemplo.

De tal manera, que los bosques quemados serán un lugar donde tendremos posibilidades de encontrar colmenillas.

Pero también podemos hablar de origen humano: es decir, bosques donde se han cortado y arrastrado árboles.

Estos son lugares también candidatos a "ocultar" en algunos rincones de su superficie las tan imprevisibles "morchellas".

Y decimos imprevisibles ya que no existe una "ciencia exacta" para encontrarlas, pues tampoco suelen aparecer en los mismos lugares donde ya lo han hecho anteriormente; la cual cosa, tampoco quiere decir que no vayan a hacerlo.

Es por ello, que se dice que la colmenilla es la seta "que te encuentra ella a ti", haciendo referencia a esta "imprevisibilidad " de la que hacemos mención.

Le gusta mucho también fructificar en las riberas de los ríos, y cerca de fresnos, o avellanos, por ejemplo.

En alta montaña, las podemos encontrar bajo coníferas.

Comestibilidad:

Requiere consideraciones especiales:

Sobre el tema de la comestibilidad de las colmenillas existe la característica de que es desaconsejable su consumo en crudo; esto se debe a un cierto grado de toxicidad, ya que contienen hemolisinas termolábiles (TLH) (-más información-).

Esta toxicidad es la causa del llamado síndrome cerebeloso que consiste básicamente en:

Hipotonia, ataxia o incoordinación de los movimientos voluntarios.

Alteración del equilibrio, así como de la marcha.

Debilidad y fatiga musculares.

Se considera un excelente comestible, tiene un sabor delicado, y es muy útil para elaborar salsas, pero hay que ser prudentes a la hora de consumirlo, y seguir estos importantes consejos de los que informamos a continuación:


¿Cómo eliminar esta toxicidad y hacer completamente seguro el consumo de las colmenillas?

En principio, según los expertos, hay que combinar el secado y la cocción:

Si son frescas, primeramente deben desecarse (-consulta este enlace para más información-), después rehidratarse (rechazando el agua). Seguidamente, lo que haremos será cocinarlas unos 30 minutos a una temperatura entre 70 - 90º C.


Con colmenillas completamente desecadas nunca ha habido una toxiinfección

morchellas - colmenilla


Significado de los símbolos de comestibilidad:

Comestible

Sin especial interés culinario

ATENCIÓN: Requiere consideraciones especiales

PRECAUCIÓN: Tóxico / No comestible


NOTA IMPORTANTE:

No se arriesgue a comer setas sin verificar previamente al 100% de qué especie se trata y su posible comestibilidad.

No vale la pena poner en riesgo su salud y, en el peor de los casos, su vida, o la de los demás.

Es siempre recomendable, solicitar la ayuda de micólogos expertos, o bien, de las autoridades sanitarias pertinentes, a la hora de determinar con seguridad la comestibilidad de cualquier seta, y nunca, repetimos, nunca, arriesgarse a comer una seta de la que se tienen dudas.


PARA ELABORAR ESTA FICHA SE HAN CONSULTADO TAMBIÉN ESTAS OTRAS FUENTES Y ENLACES DE INTERÉS:

Wikipedia .

- Blog de la Casa de Las Setas

- Restaurante telar Gandia


© 2020 FOTOS DE SETAS

Amanita caesarea + varias setas




Deja un comentario

Este sitio utiliza Akismet para reducir los comentarios de spam. Aprenda cómo se procesan los datos de los comentarios.